El Carro de Verona

Entremeses Clásicos

 

 

Entremeses de “El Carro de Verona” es una selección de dos clásicos entremeses del Siglo de Oro; “Los Habladores” de Cervantes y “El Capeador”, firmado por un autor anónimo.

 

“Historias de Burlones y Burlados, con mucho sarcasmo”. Breves piezas teatrales de un solo acto y de carácter satírico, protagonizadas por las más populares clases del teatro clásico, mediante un reparto que hace revivir los elementos más representativos de los personajes de la época, tales como:
El capeador, el alguacil, el jugador, la criada, el señor y la señora, el escribano o el bobo.

Dos breves piezas interpretadas con el afán de revivir el período Clásico, escritas y representadas en lengua Castellana.

Los Habladores

“¿Habladores dijo vuestra merced?”

Un hablador que habla por los codos buen curandero es para otro hablador.
Este entremés gira en torno a Roldán, un mozo que no calla ni debajo del agua y siempre  tiene  respuesta  para  todo. Sarmiento, un hombre mohíno que tiene la desgracia  de toparse con él, convertirá esa pena  en  fortuna,  pues  su  mujer  es  una habladora en toda regla y buscará en Roldán la ayuda para callar a su señora.

El Capeador

“Una ánima sola ni canta ni llora.”

Este entremés cuenta la historia de un capeador que ha perdido a su maestro, pues fue llevado a la horca por la justicia. Ahora se encuentra sólo en esta tarea y busca a un compañero a quien entrenar para sus hurtos y picardías. La suerte hará que se tope con un bobo que parece cumplir con todos los rasgos necesarios para esta tarea.